DARTE EL PERMISO: DESTERRAR LA AUTOEXIGENCIA, RECIBIR LA VIDA

 

 

 

Conectar con la feminidad sagrada te invita a  que puedas encontrar un espacio de calma para DARTE EL PERMISO que te ayuda a restaurar, armonizar y expandir tu energía para poder interactuar con el mundo desde tus más altas habilidades, conciencia y amor.

.

 

 

‘ En lugar de preguntarme : ¿he trabajado suficiente para merecer un descanso? He empezado a preguntarme: ¿ he descansado lo suficiente para hacer mi trabajo con amor y sentido?

Anónimo

 

Recibir  es parte de nuestra naturaleza, uno de nuestros dones, recibir forma parte de nuestras capacidades innatas y debería ser gratis y fácil! 

 

Recibir amor, recibir aprecio, recibir reconocimiento, recibir dinero, recibir éxito: recibir la vida!

 

Cuando en la infancia tuviste que esforzarte para recibir la atención y el amor que necesitabas aprendiste  que el recibir  es  *condicional* a un  esfuerzo, grabaste que debes hacer algo para merecer ese amor.

 

Es decir  aprendiste que si no te sobre esfuerzas en todo, no recibirás lo que necesitas para vivir.

 

Sobreesforzarte quizas se mostraba en tu infancia haciendo que tomaras ciertos roles que no te correspondian asi como: 

 

  • Mostrarte siempre como madura  y responsable 
  • Hacerte cargo de  las emociones de tus padres 
  • Fingir que siempre estabas bien, haciendo ver que nada te afectaba o que no era tan importante.
  • No expresando  tus necesidades 
  • Querer ser perfecta en cumplir las expectativas 

 

Esta es una creencia tan  fuertemente arraigada en tu subconsciente  que la trasladas a todo lo que haces: trabajo, dinero, familia, pareja, hijos y amigos.

 

 ‘Has hecho del del perfeccionismo y la sobre exigencia una virtud, cuando en realidad es un mecanismo de compensación para intentar obtener amor’

 

Se trata de una creencia tan arraigada que nos arrastra a un paradigma actual de trabajar y hacer  para algún día descansar, esto  es una mentira que nos hace producir sin cosechar y consumir sin consciencia. 

 

Se trata pues de ahora poner consciencia de desde donde haces las cosas y ver que ahora puedes elegir DARTE EL PERMISO: 

 

  • Darte el permiso de  solo SER.
  • Darte el permiso de ir a tu propio ritmo, de ya no querer acelerar  nada, ya no querer exigir, ni exigirte.
  • Darte  el permiso de respetar lo que tu  cuerpo experimenta y recibirlo sin juicio para conocer y reconocer sus ritmos.
  • Darte el permiso de  ser tu  misma, y por momentos sorprenderte  de que solo haciendo esto te sientes más liviana, más en paz, más tú.
  • Darte el permiso de  expresar tus emociones, de decir no sin culpa, de poner límites, de mostrarme vulnerable, de saber que no puedes con todo y que eso también forma parte y está bien.
  • Darte el permiso de reconocer que cada  ‘equivocación’  te trae una consciencia de la que  aprendes y siempre puedes volver a elegir.
  • Darte el permiso de saber que si un instante no sabes qué  qué hacer puedes respirar y si las respuestas no llegan , puedes volver a respirar y entonces darte un espacio y CONFIAR. 
  • Date el permiso de darte  la regulación y descanso necesarios.

 

A veces puede parecer que no es fácil darnos el permiso, pero quizás sea más simple de lo que crees cuando finalmente te lanzas a elegirlo cada día un poco más. 

 

Así podrás ir cambiando internamente el cómo, porqué, para qué y para quién haces las cosas: para quién trabajas, en qué te ocupas, como y con quien compartes tu tiempo, etc.

 

Tu trabajo, tu labor, tu ocupación es de lo más sagrado qué haces y ofreces, son tu energía, tu tiempo, tú vida. Dirígete  hacia donde realmente aportas y dónde eres apreciada y recibida, y hacia donde  a su  vez a tu ser  le resulta fácil y natural recibir.

 

Date el permiso de recibir la vida!

 

Las sesiones individuales de Womb Blessing® (Bendición de Útero) y Womb Healing (Sanación de Útero),  y Soul  Healing ( Sanación del alma femenina)  nos invitan a conectar con esta preciosa Energia Divina Femenina en tí, a escuchar tus ritmos,  a seguir tu saber, a DARTE EL PERMISO de encarnar la Diosa que eres, será un placer acompañarte si lo eliges.

En pureza y gracia,

Judith

 

Otros artículos que te pueden interesar:

 

 

BONDAD Y LA BENEVOLENCIA

 

La benevolencia implica claramente una elección de la actitud con la que vives tu vida y está claramente impregnada de confianza, de gozo, de dicha y alegría por la vida., al mismo tiempo la benevolencia es también una cualidad humana natural y un sentimiento de bondad y amabilidad hacia los demás.