3 PRACTICAS PARA CONECTAR CON TU CORAZON

 

 

 

Tu corazón representa los sentimientos , emociones y cualidades más elevados.

 

De la pureza de su energía depende la mejor gestión de tus emociones.

 

Me encantará acompañarte en una sesión de Sanación  del Alma Femenina para calibrar tu corazón con energia elevadas y radiantes.











 

‘La paz viene de dentro, no la busques fuera

 Buda

 

 

Tu corazón representa los sentimientos , emociones y cualidades más elevados. 

 

Desde muchas culturas diferentes está relacionado con el fuego, el amor, la vida y el alma: la residencia de la divinidad.

 

De la pureza de su energía depende la mejor gestión de tus emociones.

 

En la filosofía taoísta es la morada del guía interno, el fuego de la consciencia que te  permite evolucionar hasta alcanzar el Tao

 

Cultivar emociones como la gratitud, el amor la compasion , la paciencia y la alegria fortalecen su energía y engrandecen tu espíritu.

 

A su vez tener un corazón que trabaja óptimamente a nivel fisico y energético fortalece tu  centro del caldero del útero, esto se debe a que útero y corazón están conectados energéticamente, se nutren y complementan..

 

A continuación te comparto tres prácticas que te ayudarán a mejorar la gestión de tus emociones y la salud de tu corazón. 

 

 

  • Sonríe a tu corazón:

 

Sonreír al corazón despierta las virtudes de amor, alegría y felicidad.  Así pues en esta práctica se trata de sonreír a tu corazón. 

 

Busca ahora un espacio tranquilo en el que puedas estar relajada y cómodamente sentada durante unos minutos con tu espalda recta pero relajada.

 

Puedes dedicar a esta práctica todo el tiempo que requieras. 

 

Toma varias respiraciones profundas inhalando  por la nariz y exhalando por la boca.

 

Trae toda tu energía a estar presente aqui y ahora y pide a todo tu cuerpo que se relaje desde tu coronilla a la punta de tus pies, percibe como solo de observar tu respiración natural todo tu cuerpo comienza a relajarse suavemente.

 

Ahora trae a tu conciencia el recuerdo de alguna  experiencia de amor que hayas disfrutado, tanto si está inspirada por lo emocional o lo divino, y lleno el corazón con esta sensación, quizás puedas percibir el color de esta energía de amor al recordarla, traela a hora a tu corazón y llénalo de esta energía amorosa. internamente repite: amo a mi corazón.

 

Ahora sonríe a tu  corazón con cariño y gratitud dejando que se relaje y se expanda. 

 

Siente que se abre como una flor. 

 

Continua inhalando y exhalando ahora a cada exhalación puedes practicar  la respiración oceánica-ujjayi,  cuando inhalas percibe o siente como una pequeña llama arde en tu corazón y  cómo tus exhalaciones avivan este fuego de tu corazón.

 

Al inhalar tu corazon se llena de una preciosa  esencia de luz de color rojo rubí, siente como esta llama rubí vibra  de amor, compasión, alegria, gratitud y felicidad y al exhalar se  libera una  energía grisácea que expulsa cualquier negatividad que tengas en el corazón.

 

Permanece realizando esta práctica el tiempo que requieras, en gratitud y también con generosidad hacia lo que la experiencia te presenta.

 

Cuando percibas que es el momento de acabar, vuelve de nuevo a retomar el ritmo natural de tu respiración, lleva tu conciencia a observar cómo te sientes.

 

Dibuja una sonrisa interior agradeciendote el espacio amoroso que te acabas de dedicar y abre tus ojos. 

 

 

  • Activación de la conexión útero-corazón 

 

Busca ahora un espacio tranquilo en el que puedas estar relajada y cómodamente sentada durante unos minutos con tu espalda recta pero relajada.

Lleva una mano a tu pecho, sintiendo el espacio del corazón y conectando con su energía compasiva, amorosa, generosa, dispuesta a recibir la vida tal cual es ahora.

 

Suavemente  lleva la otra mano a tu útero y actívalo con un movimiento circular suave sobre el espacio del bajo abdomen. Reconocer su presencia en tu  cuerpo.

 

Ahora imagina, percibe o siente como desde tu corazón ahora la energía desciende hacia tu útero: recúbrelo y llénalo de luz y amor. La energía de tu  corazón ahora abraza tu  útero y lo sostiene, de esta manera lo incluyes en consciencia completa que tú eres.

 

Ahora desde tu útero, percibe la energía de apertura y receptividad hacia la vida que en él habita  y ahora permite que se expanda naturalmente hacia tu corazón, hacia tus manos, hacia tu garganta y tu voz. Permite que surja algún sonido si de manera natural se presenta.  

 

Permanece contemplando este flujo ascendente y descendente que conecta tu útero y tu corazón. Y tan solo disfruta. 

 

Cuando percibas que es el momento de acabar, lleva tu conciencia a observar cómo te sientes ahora. 

 

Dibuja una sonrisa interior agradeciendote el espacio amoroso que te acabas de dedicar y abre tus ojos. 

 

 

  • Activar  la energía del Corazón:

 

Siéntate cómodamente.

 

Siente tu espalda completamente recta como si un precioso hilo dorado sostuviera cada vértebra de tu columna desde tu coronilla,  conectandote con el cielo,  y como este mismo hilo te conectara desde la base de tu columna con el centro magnético de la tierra. 

 

Mantén las palmas de tus manos en tu regazo suavemente abiertas y dirigidas hacia arriba.

 

Cierra tus ojos y lleva tu atención a tu respiración y observa como entra y sale el aire.

 

Se conciente ahora de la Energía Cósmica que hay sobre tí ya la cual te conectas con ese hermoso hilo que sale desde tu coronilla. Observa como es una hermosa fuente de luz de color rojo  opalescente. 

 

Ahora interiormente sonrie a esta fuente de luz con cariño y gratitud atrayendo esta energia hacia tí  y dejando que fluya como si fuese una cascada que penetra por tu coronilla y llega hasta tu glandula timo y hasta tu corazón, 

Se  consciente del Amor Universal  que ahora te inunda como si fuese una neblina blanca opalescente  que está por encima de ti  y que ahora también te rodea es  la fuerza del cosmos que sintoniza con la energía de tu corazón. 

 

Respira esta agradable esencia sanadora roja  opalescente que llega a cada inhalación aún más hasta tu corazón. Percibe o siente cómo tu corazón es cada vez más rojo y se refuerza. 

 

Siente cómo tu  corazón se abre como una rosa roja, exhalando una fragancia de amor pura y fresca. Al mismo tiempo, separa realiza con tu manos el Mudra de la Flor de Loto (los dedos anular, corazón e índice se separan y dejas en contacto  los meñiques y pulgares)

 

Repite interiormente: soy consciente de la llama que hay en mi corazón. Siento su calor y su luz y dejo que active la energia amorosa de mi corazon llenandolo de alegría, felicidad, respeto y humildad.

 

Continua Inhalando  y atrayendo  más amor Universal desde el cosmos  hasta el timo  y el corazón, y exhalando  y condenso esta energía en tu  corazón. 

 

Permite que el amor incondicional se expanda e irradie. 

 

Permanece asi por unos minutos hasta que percibas o sientas que tienes tanto amor dentro de ti que tu corazon comienza a desbordarse. Suavemente  pide con tu voz interna a todas las partículas de tu ser que recuerden que es y cómo se siente esta confianza y fe en ti y en la vida.

 

Disfruta de esta energía. 

 

Suavemente cuando estés preparada, toma una respiración profunda o un suspiro y ve invitando a todo tu ser a volver a percibir de nuevo  el espacio físico  en el que te encuentras.

 

Suspira de nuevo  y comienza a percibir  los límites de tu cuerpo y  amablemente cuando estés preparada puedes abrir tus ojos.

 

Las prácticas no tienen un logro en sí mismo, sino que son un medio para reconocer las oportunidades que ya existen en nuestro interior para sanar, reconciliarnos con nosotras mismas y vivir en consciencia.

 

Deseo que disfrutes de estas amorosas prácticas.

 

Será un placer que me cuentes tu experiencia y los cambios que percibas en la gestión diaria de tus emociones  una vez las practiques, también me  encantará acompañarte si deseas en este camino de conexión con tu corazón, podemos agendar una sesión de Sanación del Alma femenina para que puedas sintonizar con más ligereza con las energías de tu corazón. 

 

Con amor, 

 

Judith

 

 

 

Otros artículos que te pueden interesar:

 

PRIORIZAR EL EQUILIBRIO CUERPO, MENTE Y ESPIRITU

 

Hay una comunión fundamental entre tu cuerpo, mente y espíritu. Se trata de unos hilos invisibles que unen  estas partes de tu Ser de manera única y perfecta.

 

Cuando estos lazos son equilibrados y nutritivos  esto se muestra como una  vida sana y plena.