3 CLAVES PARA CALMAR LA MENTE

 

 

 

¿Cómo cultivar la presencia?

  • Practica el silencio que restaura
  • Detente un instante y toma aire
  • Realiza alguna práctica meditativa

 

Me encantará si te animas a meditar conmigo puedes acceder a diversas meditaciones, visualizaciones y ejercicios de conciencia en mi canal de Youtube










 

‘Solo el silencio puede reir’ Osho

 

Una mente inquieta no da tregua ni descanso. 

 

Podríamos decir que esta mente es la ‘loca de la casa’ que va saltando de preocupación en preocupación, de un pensamiento a otro tejiendo una ovillo complejo, ruidoso e incómodo que  enreda  en su ruido nuestra paz con energías de confusión, cansancio e incluso infelicidad.

 

Por otro lado sólo con tu mente en calma  te será  posible ver cómo son las cosas en realidad. Esta visión clara será la que te va a permitir transformar el presente y encontrar la mejor manera de  gestionar tu día a día con facilidad y ligereza. 

 

La clave para calmar tu mente es la atención que te lleva a la experiencia de vivir el presente.

 

La presencia llenará tu vida de serenidad y lucidez.

 

Es una práctica. Una práctica que te permitirá ver tu realidad desde una  comprensión pausada  desde la cual  poder recibir la conciencia y el saber de lo que requieres  transformar o elegir para tu mayor bienestar a cada instante.

 

¿Cómo cultivar la presencia? 

 

  • Practica el silencio que restaura

 

Al menos una vez al día durante una hora o dos horas requieres  un baño de silencio absoluto.

 

El silencio es la manera más sencilla y a la vez natural y gratuita para aquietar tumente (y calmar las emociones).

 

Guardar silencio, incluso si puedes, sin  moverte, cuando lo haces estás ejerciendo  un acto de libertad, no es un silencio desde la represión, sino un silencio que invita al reencuentro contigo misma.

 

Estos momentos de tranquilidad y paz interior te permitiran conectar con tus verdaderas necesidades ( ya que la mente inquieta que salta de una cosa a otra  ha olvidado de atenderse a sí misma)

 

Relájate en silencio y permite que te arrullen energías amorosas y de gratitud. 

 

  • Detente un instante y toma aire.

 

Llevar la atención a tu respiración te lleva de inmediato a estar presente. Puedes realizar durante unos minutos cualquier práctica de respiración  (pranayama) que conozcas o simplemente respirar reteniendo el aire durante 5 segundos y a continuación exhalar de forma sonora, hacerlo cinco  o diez veces unos cuantos minutos, este sencillo ejercicio libera tu mente, la oxigena y te permite entrar en calma, al observar tu respiración conectas con tu cuerpo y al conectar con tu cuerpo inmediatamente pasas a estar presente dejas a  tu mente a un lado. 

 

  • Realiza alguna práctica meditativa

 

La meditación es otra deliciosa manera  para reducir el ajetreo incesante de tu  mente. Con la práctica y la persistencia podrás desarrollar la capacidad de encontrar esa tranquilidad a través de la meditación sin importar lo que esté  pasando a tu alrededor. 

 

Meditar según Osho es ‘simplemente sentarse silenciosamente, observando los pensamientos pasando a través de ti. Simplemente observando, no interfiriendo, no juzgando, porque el momento en que juzgas, has perdido la pura observación. El momento en que dices ‘esto es bueno, esto es malo, has saltado en el proceso de pensamiento’

 

Cuando integres la meditación como un hábito en tu vida podrás calmar tu mente en el trabajo, en el transporte público, en cualquier situación y lugar. 

 

Te comparto hoy una práctica de consciencia  que he creado para ti para invitar a tu mente a la calma, desde el silencio,  la respiración y la práctica meditativa.

 

Deseo que sea una contribución para crear calma en tu universo. Recuerda suscribirte a mi canal de Youtube si te ha aportado valor y darle me gusta a este video para hacerme saber que te gustan estas meditaciones. 

 

Con amor, 

 

Judith

 

 

 

Otros artículos que te pueden interesar:

 

 

9 BENEFICIOS DE MEDITAR

 

¡la meditación no se trata de controlar la mente!

La meditación es un entrenamiento de la mente  que busca una mayor libertad

La meditación nos invita a la amabilidad con nosotras mismas desde una  observación amorosa y sin juicio.