MASAJE DE SENOS: UNA FORMA AMABLE DE NUTRIRTE A TI MISMA

 

 

 

Las mujeres requerimos habitar nuestro cuerpo para que nuestra sabiduría innata femenina pueda encarnarse en él y expresarse a través de nosotras.

Si deseas escuchar con más sutileza y claridad las diferentes texturas de tu feminidad auténtica será un placer acompañarte en una sesión uno a uno de  ‘Sanación del alma femenina’ , uno de los procesos energéticos dentro del  sistema de la Womb Blessing® que te permitirá  sintonizar  esta escucha amorosa  del Cáliz de tu corazón y los requerimientos de tus senos con más facilidad.









 

‘Tus senos requieren grandes dosis de amor, cariño y ternura’

 

Masajear tus senos te proporciona múltiples beneficios, entre ellos una enorme paz interior y mayor conexión con tu precioso cuerpo, es además una de las maneras más sencillas de empezar a sentir y reactivar tu energía sexual y femenina.

 

Conocer tu cuerpo, amarlo y honrarlo a través de la experiencia directa del tacto te proporcionarán una sabiduría que te  acompañará toda la vida, así pues aprender a masajear a tu cuerpo como a él más le gusta es aprender a manejar tu energía a voluntad para crear una vida más gozosa.

 

Las mujeres requerimos habitar nuestro cuerpo para que nuestra sabiduría innata femenina pueda encarnarse en él y expresarse a través de nosotras.

 

Practicar regularmente el masaje de senos te proporcionará además muchos regalos:

 

  • Promueve una buena circulación linfática y flujo sanguíneo. Esto te ayudará a conectarte con tu energía femenina.

  • Liberar estrés emocional contenido en tus senos que se convierte en energía estancada y que provoca su inflamación

  • Estimula todo tu sistema glandular ( pineal, pituitaria, timo, tiroides, e incluso glándulas sexuales)

  • Equilibra tu ciclo menstrual y favorece la salud de todo tu sistema hormonal.

  • Favorece la secreción de oxitocina, esto te aportará bienestar y relajación

 

 

Para hacerlo siéntate cómoda en un ambiente hayas preparado  para sentir y estar consciente de tu cuerpo, puedes utilizar aceite de rosas o jazmín o cualquier aceite de tu preferencia, poner un incienso, música relajante y/o  alguna velita.

 

(También puedes hacerlo al acabar de ducharte en la noche como un ritual de conexión contigo antes de ir a dormir poniendo incienso y velas en el cuarto de baño)

 

A continuación te comparto algunas pautas que te pueden servir de ayuda, pero lo más importante es dejarte guiar por la sabiduría de tus manos siguiendo el saber de lo que tus pechos requieren.

 

 

  • Para iniciar respira tranquilamente sintiéndote consciente y observando tu respiración, haz tres respiraciones diafragmáticas.

  • Ponte un poquito de aceite en la palma de tus manos y frótalas para generar calor (energía, Qi) y déjalas descansar sobre tus pechos y  envíales energía amorosa. Siente como el calor penetra a través de la piel y regálate un momento de sosiego.

  • Pasa delicadamente las puntas de los dedos en círculos alrededor de los pechos, como a 4 cm. de los pezones. Suavemente,  sólo con la punta de tus dedos, dibujando círculos. (Repite este circuito al menos por 9 veces, o múltiplos de 9, estarás estimulando el meridiano de riñón, hígado, pericardio y bazo)

  • Comienza ahora a masajear la totalidad de tus dos pechos  a la vez  en círculos con toda la mano presionando suavemente el tejido contra ellos y frotando en círculos. Presta atención a lo que te haga sentir bien y varía la intensidad de las caricias, pasando de caricias ligeras como plumas a toques más energéticos. Acariciarte los pezones incrementará la liberación hormonal y la energía generada. Es importante que lo hagas despacio mientras vas respirando profundamente.

  • Cuando sientas que se requiere puedes invertir el sentido del movimiento en actitud de recogimiento.

  • Acaba dejando las manos sobre los pechos y enviandoles energía curativa desde tu corazón  llenandolos de amor y compasión.

 

¡Que lo disfrutes! A veces solo dedicarte unos minutos a este automasaje es suficiente para conectar con tu interior y regalarte un momento de paz interna.

 

 

Será un placer que me cuentes tu experiencia y los cambios que percibas una vez la  practiques y si deseas escuchar con más sutileza y claridad las diferentes texturas de tu feminidad auténtica será un placer acompañarte en una sesión uno a uno de  ‘Sanación del alma femenina ’, uno de los procesos energéticos dentro del  sistema de la Womb Blessing® que te permitirá  sintonizar  esta escucha amorosa  del Cáliz de tu corazón y los requerimientos de tus senos con más facilidad.

Con amor,

Judith

 

Otros artículos que te pueden interesar:

 

SINTONIZA CON EL PULSO DE TU ÚTERO

 

Nuestro útero no es sólo un lugar físico sino también un centro energético; en verdad nuestro principal centro energético, centro de poder y de creación

 

Es el lugar donde sucede la alquimia.