DISCIPLINA Y AUTOAMOR

 

 

 

La disciplina  (o autodisciplina) es la repetición continuada de una  acción (o serie de acciones) que conducen a un hábito,  es decir la disciplina crea el hábito, si careces de hábitos deseables es porque hasta ahora has carecido de la disciplina para fijarlos.















 

‘La disciplina es la determinación para vivir de acuerdo a tus propios principios y valores’

Raimon Samsó

Está claro que la disciplina y el autoamor son conceptos diferentes, sí, pero están íntimamente relacionados. 

 

La disciplina  (o autodisciplina) es la repetición continuada de una  acción (o serie de acciones) que conducen a un hábito,  es decir la disciplina crea el hábito, si careces de hábitos deseables es porque hasta ahora has carecido de la disciplina para fijarlos.

 

La disciplina  es una elección, un comportamiento, una mentalidad, un compromiso, una actitud.

 

Es la capacidad de regular tus propios comportamientos y acciones, en lugar de dejarte controlar  por impulsos y deseos inmediatos. 

 

La disciplina nutre la  autoconfianza y la autodeterminación ya que la verdadera disciplina es de tí para contigo.

 

Lo que pasa es que es habitual que la disciplina nos suene a algo negativo porque desde pequeños la hemos relacionado con órdenes, imposiciones, sacrificio, limitaciones  y obligaciones externas , como algo ‘militar’ relacionado con las estructuras, con encasillar, con lo inflexible.

 

Hace poco leí  a Raimon Samsó y me encantó la manera en la que él relaciona la disciplina con el amor propio.

 

Osea, en cierto sentido, la disciplina es la mayor forma de autoamor, ya que al ser disciplinado, estás estableciendo límites y estructuras en tu vida que te ayudan a cuidarte y alcanzar tus metas y a tomar  más fácil y firmemente  decisiones que son positivas para tu bienestar emocional, físico, mental  y espiritual.

 

Cuando eliges ser disciplinado, te estás demostrando amor y respeto.te concedes lo mejor que puedes darte, no te regateas, no te estafas, no te boicoteas, eres generoso, te cumples la palabra a tí mismo.

 

La autodisciplina te permite mantenerte enfocado en tus prioridades, en tus valores, en tu autocuidado,  en trabajar hacia tu autodesarrollo de una manera coherente con tus principios profundos y esto,  podemos llamarlo como queramos, pero es amor puro hacia uno mismo, ya que ahí te estas eligiendo a ti.

 

 ¿Qué otra cosa puede existir con más amor hacia uno mismo, qué elegirnos?

 

Reto de  autodisciplina

 

Te propongo un reto para este comienzo de mes y de semana: 

 

Piensa una sola cosa que te hace sentirte bien y en la que vas a enfocarte para  hacerla sí o sí durante esta semana.

 

Una sola acción con la que vas a ser disciplinado desde ya.

1.¿Cuál es esa acción?

 

2. Anótate en tu calendario cuándo la harás (que sea antes de que pasen 24h desde que lo has decidido)

 

3. Identifica posibles saboteos que puedan salir a tu paso y cómo vas a traspasarlos:

¿Qué vas a hacer cuando tu mente       quiera no hacerlo?

¿Cómo vas a convencerte?

 

4. Comparte con alguien de confianza tu decisión, puede ser conmigo, te leo y te acompaño,  soy toda ojos 😉

 

 

Además, si quieres comenzar a profundizar en tu disciplina, o tu autoamor, cómo quieras llamarlo, aquí puedes comenzar:

 

‘El código de la Disciplina’ de Raimón Samsó

 

Me encantará que me cuentes tus progresos. 

 

Con amor, 

Judith






 

Otros artículos que te pueden interesar:

 

ELEGIR(TE) NUNCA ES EGOÍSTA

 

Elegirte no es egoísta.Elegirte es respaldarte  siempre. 

No es egoísta vivir en coherencia con tus valores, deseos y necesidades; al contrario cuando te alineas y sigues lo que es verdad para tí esto fortalece tu integridad y fomenta que establezcas relaciones auténticas y saludables.