4 PREGUNTA PARA CREAR TU VIDA MÁS GRANDIOSA

 

 

 

La pregunta es la  herramienta fundamental en Access® pero no tanto hacer preguntas, plantearlas y hacerlas correctamente sino que se trata de  SER  la pregunta. 

¿Qué pasa si SER  la pregunta es la respuesta que has estado buscando? Una pregunta siempre te da poder, una respuesta siempre te quita poder.

Y si deseas también puedes  asistir a una de las próximas clases de Barras de Access donde podrás conocer y practicar otras maravillosas preguntas y herramientas de conciencia que traerán facilidad y gozo a tu vida.  

PROXIMA CLASE  DOMINGO 26 de Marzo de 2023 BARCELONA

( pregúntame para otras fechas posibles)
.

 

 

 

¿Te imaginas si la aventura de tu vida fuera sobre: ‘Universo, muestra lo que es posible’? 

Dain Heer

 

 

Cuando llegó Access Conciousness@ a mi vida me ‘explotó’ la cabeza este planteamiento de hacerme preguntas y no querer contestarlas.

 

De pronto me di cuenta que me había pasado gran parte de mi vida respondiendo preguntas y además haciendo el esfuerzo de que fuera la única respuesta  correcta, y  no solo eso,  además creyendo que si no la sabía era yo la que estaba completamente equivocada.

Además la respuesta a cada  pregunta la determinada otro como correcta o incorrecta, no eran pregunta para indagar lo que yo sabía, sino para  adiestrarme en una determinada manera de razonar.

 

Así pues resulta  que,  como yo casi todos,  estamos tan acostumbrados a emitir juicios de lo que es bueno y lo que es malo que, incluso en los mejores escenarios, se nos olvida que hay infinidad de  posibilidades que pueden hacer que todo pueda ser mejor. 

 

Imagínalo, piensa en una situación que te resulta ya ideal, que te parece que ya complace tus más profundos deseos, ¿Podría aún mejorar? 

 

Así fue como se dio un nuevo inicio en mi vida , renovado y lleno de la magia de la posibilidad. 

 

Este viaje con las herramientas de conciencia de Access® ha sido una explosión de posibilidades, de facilidad, de más alegría en mi vida, de la ligereza de ser más yo y de la dicha de encantarme cada día más tal como soy. 

 

Literalmente una fractura en mi estructura mental:  pasar de concluir a comenzar a  fluir de verdad con la vida siguiendo mi saber y haciendo preguntas. 

 

¡Dicha total! 

 

Directamente y  sin atajos: me di cuenta de cuánta facilidad había dejado pasar al  cerrarme  a las posibilidades y coartar  la grandiosidad de la vida cuando concluía  y respondía  las preguntas desde mi raciocinio, desde el cálculo y el control de lo que conocía.  

 

Y esto en el hipotético caso de que hubiera hecho  una  pregunta, que ya hubiera sido un gran gran avance. A veces ni eso. La mayoría de las veces estaba concluyendo sin ni siquiera preguntar.

 

 

¿Cómo funciona la pregunta? 

 

La pregunta es la  herramienta fundamental en Access® pero no tanto hacer preguntas, plantearlas y hacerlas correctamente sino que se trata de  SER  la pregunta. 

 

¿Qué pasa si SER  la pregunta es la respuesta que has estado buscando? Una pregunta siempre te da poder, una respuesta siempre te quita poder.

 

Ser la pregunta desde la curiosidad. Como cuando eramos niñas. Como cuando  estábamos abiertas a la aventura de la curiosidad, en donde todo se vuelve  posible y cualquier cosa que deseábamos crear o cambiar podría ocurrir  con total facilidad. Éramos literalmente la pregunta andante que exploraba la vida. 

 

Sabemos que donde ponemos nuestra atención ponemos ‘la flecha’ y así sin rodeos llega precisa la energía enseñándote cómo puede mostrarse más grandiosidad a cada instante,  develando resultados cuando haces las preguntas desde la curiosidad y la confianza. 

 

Esta es la clave; cuando preguntas, debe ser desde el espacio de una pregunta verdadera. Desde una curiosidad auténtica, entusiasta y profunda. No es una respuesta con un signo de interrogación adjunto. 

 

Una pregunta abierta  y curiosa abre la puerta a un conjunto diferente de posibilidades, un conjunto infinito de posibilidades.

 

  • En lugar de preguntar ‘¿Qué me pasa?’ podrías preguntar  ‘¿Qué conciencia estoy evitando aquí que no me permite entender?’

 

  • En lugar de preguntar ‘¿Por qué me pasa esto?’ pregunta ‘¿Cómo puedo tener más claridad aquí?’

 

  • En lugar de preguntar ‘¿Podría empeorar?’ pregunta ‘¿Cómo puede ser mejor que esto?’

 

  • En lugar de concluir  ‘Esto va fatal’, pregunta ‘¿Qué más es posible aquí que nunca he  considerado?’

 

Hacer una pregunta te da una idea de lo que podría ser posible, de las elecciones que podrías hacer. Buscar una solución te hace buscar la respuesta correcta. Casi nunca hay una respuesta correcta, por lo que te comprometes a pensar en lo que deseas que sea posible, en lugar de hacer preguntas que te mostrarían una serie de posibilidades que van mucho más allá de tus sueños más locos.

 

Después de preguntar, relajate, juega, alegrate, rie… no penses en las respuestas solo abrete a recibir la delicia de de las conciencias que estas preguntas te traen,  viendo como tu canal  de comunicación con tu saber se abre  y permanece  abierto cada vez  más tiempo. 

 

Así que lánzate a ser la más atrevida preguntona del Universo, le duela a quien le duela. 

 

¡siempre puedes  estar mejor:  si preguntas!

 

Será un placer que me cuentes tu experiencia y los cambios que percibas en tu vida una vez juegues este nuevo paradigma de la pregunta.

 

Si deseas también puedes  asistir a una de las próximas clases de Barras de Access donde podrás conocer y practicar otras maravillosas preguntas y herramientas de conciencia que traerán facilidad y gozo a tu vida.  

 

Con amor y gratitud, 

Judith

 

 

Otros artículos que te pueden interesar:

 

 

15 PREGUNTAS PARA RECIBIR MEJORES RESPUESTAS

 

Hacer buenas preguntas y estar en la disposición de recibir la conciencia que estas preguntas nos muestran es una super herramienta de consciencia tan antigua como la humanidad. 

 

Pide y se te dará, es en realidad: pregunta y se te dará (Ask and you shall receive!)