4 PRÁCTICAS ENERGÉTICAS NUTRITIVAS PARA CONECTAR CON LA FEMINIDAD SAGRADA

 

Conectar con la feminidad sagrada requiere que puedas encontrar un espacio de calma para realizar prácticas energéticas que te ayuden a restaurar, armonizar y expandir tu energía para poder interactuar con el mundo desde tus más altas habilidades, conciencia y amor.

 

 

 

 

‘Lo que el mundo actualmente necesita es una inyección

 de la clase de sabiduría que las mujeres tienen’

 

 Jean Shinoda Bolen

 

Conectar con la feminidad sagrada es un camino y también un refugio. 

La vida moderna no apoya nuestra naturaleza auténtica, la vida cotidiana tiende a separarnos de nuestras energías femeninas auténticas y esto nos lleva a desconectarnos de ellas y  no reconocerlas ni reconocer sus regalos en nosotras. 

Así pues conectar con la feminidad sagrada requiere que puedas encontrar un espacio de calma para realizar prácticas energéticas que te ayuden a restaurar, armonizar y expandir tu energía para poder interactuar con el mundo desde tus más altas habilidades, conciencia y amor.

Estas prácticas mantendrán tu conexión con las energías femeninas auténticas , se trata de que encuentres un refugio en las energías de la luna, un cobijo femenino donde poder permanecer centrada en  tu corazón y empoderada ante las ‘tormentas’ de la vida.

Si tus  energías vitales son fuertes y  tus  cuerpos energéticos están expandidos y armonizados, estarás  llena de tu ‘alma’ y podrás  hacer elecciones y tomar acciones alineadas con la verdad más elevada de tu ser.

 

1. Enraiza tu útero a la madre tierra

 

Cuanto más enraizada estés, estarás más centrada en tu cuerpo y en el presente, esto te hace estar menos vulnerable a pensamientos de ansiedad y a la energia de otras personas, situaciones o lugares: 

Así pues  te propongo una corta meditación para enraizar tu útero a la madre tierra: 

Toma dos o tres respiraciones profundas.

Lleva la atención a tu útero e imagina, percibe o siente un precioso árbol que habita en tu útero.

Haz crecer tus raíces de árboles del útero profundamente en la tierra hasta conectar con el centro fundido de la tierra.

Percibe una preciosa luz dorada que al conectar con el centro de la tierra comienza a fluir hacia arriba hasta llenar tu útero de luz dorada.

Percibe o siéntete centrada en la parte inferior de tus caderas, en tu útero. 

Este es tu caldero del útero. Tu centro de poder y sensualidad femenina.

Observa cómo todo tu cuerpo se relaja y  la luz llega a tu corazón  y este se abre.

Tu útero y tu corazón están ahora llenos y expandidos de luz dorada.

Eres un ser dorado de luz, amor,  fuerza, equilibrio y gracia.

Disfruta de esta energía.

Para acabar pide: 

‘Pido estar conectada a la Madre Tierra durante todo el dia’

Abre tus ojos.

 

2. Meditación de autosanación con energía de Gracia de la Madre tierra

 

Otra preciosa práctica que puedes hacer cuando te encuentres nerviosa, intranquila o incluso ansiosa y angustiada es esta preciosa meditación de autosanación conectando con la energía de Gracia de la Madre tierra.

Busca un lugar cómodo. Cierra tus ojos. Toma dos o tres respiraciones bien profunda inhalando y exhalando por la nariz.

Lleva tu conciencia a tu árbol del útero que se encuentra en tu bajo vientre, en tu caldero del útero y haz crecer sus raíces profunda y decididamente hacia el centro de la tierra.

Percibe como la madre tierra responde enviando energia dorada, blanca y rosa a través de tus raíces hacia tu útero. (observa lo que sientes)

Suavemente la energia fluye hacia tu corazón , tu corazon se abre y la energia fluye hacia tus brazos y hacia la palma de tus manos. Ahora tienes hermosa energia dorada , blanca y rosa de Gracia de la madre tierra que fluye de la palma de tus manos.

Pide ahora internamente que esta energia de Gracia de la Madre tierra te sea dada para tu mayor bien.

Ahora coloca tus manos en tu frente. Percibe como la energía fluye de las palmas de tus manos , deja que la amabilidad de la Madre tierra te llene y te nutra.

Desliza tus manos hacia tu garganta. Percibe la energía que fluye de tus manos. Permite que la amabilidad de la Madre tierra te llene y te nutra.

Desliza tus manos hacia tu corazón. Percibe como la energía fluye de las palmas de tus manos , deja que la amabilidad de la Madre tierra te llene y te nutra.

Desliza tus manos hacia tu útero. Percibe como la energía fluye de las palmas de tus manos , deja que la amabilidad de la Madre tierra te llene y te nutra.

Coloca tus manos sobre tus pies o dirigidas hacia tus pies.  Percibe como la energía fluye de las palmas de tus manos , deja que la amabilidad de la Madre tierra te llene y te nutra.

Para acabar, relaja tus brazos y lleva tu conciencia a tu corazón y disfruta de este estado. Siente gratitud y abre tus ojos.

 

3. Expande tu espacio sagrado personal

 

Alrededor de tú  cuerpo físico se encuentran tus cuerpos energéticos, tu  aura.  Es la energía que eres. Es tu espacio sagrado y  da sentido a quiénes eres más allá de tu  cuerpo físico. 

Muchas veces contraemos nuestro espacio sagrado, nuestra aura,  al entrar en lugares donde la energía está pesada, en ciudades abarrotadas o cuando nos afectan pensamientos o sentimientos de otras personas  y esta contradicción nos hace sentir incómodas y vulnerables. 

Una manera amable y fácil de sentirte menos vulnerable a energías desequilibrantes es expandir tu  espacio sagrado para mantenerlo saludable y armonizado, esto te hará recuperar tu sentido de identidad y te  permitirá sentirte cómoda y equilibrada.

Toma dos o tres respiraciones profundas inhalando y exhalando por la nariz.

Trae la conciencia a tu cuerpo y percibe cómo la identidad de quien eres  va más allá de tu cuerpo físico, es más es tu cuerpo fisico el que está dentro de la energía  y la conciencia que tú eres. 

Percibe ahora una preciosa luna llena por encima de tu coronilla.

Percibe como una preciosa luz plateada que nace desde esta preciosa luna llena como un precioso tubo de luz radiante y plateada fluye sobre ti y a través de ti.

Percibe cómo esta luz penetra por tu coronilla, llena tu cabeza y desciende hasta tu corazón e  irradia hacia todo tu cuerpo.

Deja que esta luz de luna irradia de tu corazón hacia toda la energía a tu alrededor hacia tu campo áurico llenándolo de luz brillante que lo equilibra, lo armoniza y lo expande.

La luz sana las partes que están contraídas o dañadas, suaviza lugares donde la energía está interrumpida, restaura partes donde la energía está más densa y fortalece y expande todo tu espacio sagrado,

Cuando inhalas llevas luz dorada a tu corazón y con cada exhalación irradias luz desde tu corazón en todas direcciones expandiendo tu espacio sagrado con amor, suavemente, sin fuerza. 

Sigue expandiendolo, limpiandolo, armonizandolo, llenándolo de luz amorosa plateada.

Cuando  percibas que has expandido tu espacio al tamaño correcto puedes pedir internamente que tu espacio sagrado permanezca expandido, armonizado y equilibrado.

Toma una inhalación profunda, sonríe y abre tus ojos.

 

4. Reúne toda tu energía

 

En eventos importantes de nuestra vida o también en la vida diaria nuestra energía, nuestra alma se fragmenta y entregamos estas partes  fragmentadas a otras personas o quedan retenidas en espacios o situaciones vividas, quedan dispersas , haciéndonos sentir incómodas, e incompletas.

Por eso una deliciosa práctica al final de cada día es recuperar estos fragmentos de nuestra alma  para poder vivir la vida desde una percepción de mayor  plenitud, paz y confianza.

Esta es una manera de recuperar los fragmentos de tu alma de tu energía.

Trae la conciencia a tu cuerpo. 

Percibe o siente que te encuentras sentada en un bosque de árboles antiguos, sosteniendo tu espalda en uno de ellos con gran tronco y ramas enormes que se alzan hacia el cielo. 

Es el árbol del útero Universal que penetra sus grandes raíces hacia el centro de la tierra, percibe como sus raices tejen un precioso entramado.

Por encima de tu cabeza  está un precioso cielo estrellado, una preciosa luna llena, y más allá todo el universo.

Trae ahora la conciencia a tu corazón. Te sabes apoyar, confiada, protegida.

Di internamente: ‘llamo de regreso todos los fragmentos de mi alma a casa, con amor’

Y percibe como a cada inhalación y exhalación ,  mientras respiras normalmente, el sonido de tu respiración es una preciosa canción que llama a toda tu energía a volver , es una preciosa canción que llega a todos los confines del universo y recupera todos los fragmentos dispersos de tu energía. 

Sabes que todos los fragmentos de tu energía responden, sientes que estás atrayendo hacía tí  todas las partes de tu alma que te estaban esperando. 

Disfruta de esta sensación de plenitud.

Toma una respìración profunda y abre tus ojos.

 

Deseo que disfrutes de estas amorosas prácticas.

Será un placer que me cuentes tu experiencia y los cambios que percibas una vez las practiques. 

 

Con amor, 

Judith

 

Otros artículos que te pueden interesar:

 

CONECTAR CON TU ÚTERO ES CONECTAR CON TU PODER

 

Si te pregunto :

¿ En qué parte de tu cuerpo habitan  tus sentimientos?

seguro que rápido respondes: ‘en mi corazón’

Y si te pregunto ¿ En qué parte de tu cuerpo habitan tus pensamientos?

Me dirás casi al instante ‘en mi cabeza’

¿Y si ahora te pregunto dónde yace tu poder?

La respuesta es: está en tu útero.