2 CLAVES PARA SER EL REGALO DE LA GENEROSIDAD DE ESPIRITU

 

 

El término generosidad proviene del latín y está constituido de la siguiente manera: por el sufijo -dad, indicando cualidad; el sufijo -sos que da referencia de abundancia; comenzando con el prefijo gen- cuyo significado es generar, dar luz, dar vida.

 

.

 

 

 

‘La sabiduría consiste en saber cuál es el siguiente paso; la virtud, en llevarlo a cabo’

David Starr Jordan 

 

Cada vez tengo más claridad sobre uno de los propósitos de mi existencia que me llenan de plenitud y satisfacción:  fomentar en mí misma la generosidad de espíritu.

 

Para mí significa  llenar cualquier faceta de mi vida  de una energía más gentil y acogedora, más afectuosa y paciente. 

 

En relación a las personas de mi entorno claramente significa  elegir ver sus mejores cualidades  en lugar de sus fallos.

 

¿Pero cómo se podría definir la generosidad de espíritu?

 

El término generosidad proviene del latín y está constituido de la siguiente manera: por el sufijo -dad, indicando cualidad; el sufijo -sos que da referencia de abundancia; comenzando con el prefijo gen- cuyo significado es generar, dar luz, dar vida. 

 

Asi pues la generosidad es una cualidad, actitud o comportamiento que caracteriza a una persona a la que le gusta dar,  compartir su abundancia y con este acto generar también abundancia. 

 

Cuando se habla de generosidad de espíritu se entiende como un paso más profundo, más energético, más vinculado con el Ser y sus cualidades espirituales alguien que elige  darse también  ella misma,  compartir su luz,   es una persona cuyo carácter es noble y elige compartir su Ser generosamente.

 

Así pues resulta que cultivar la Generosidad  de espíritu es la energía de reconocer el regalo que eres y poder con ella contribuir a la vida y al mundo de alguien, es generar vida, ser luz y dicha a nuestro alrededor  solo por ser quien somos. 

 

A su vez también la generosidad está vinculada con la abundancia con el hecho de sabernos  abundantes, es un rasgo claramente ligado a la confianza en la vida y su expansión y regeneración constante. 

 

Ser la generosidad de espíritu se trata pues de encarnar esta energía y elegir mostrarla en todos los actos de nuestra vida, es pues  un estilo de vida, en la que espontáneamente compartimos lo que somos y tenemos con otros. 

 

La generosidad así más que verse como algo que hacemos pasa a  verse como algo que somos.    

 
‘Una  persona generosa elige realizar  de forma natural actos de bondad hacia todos ‘

 

Por  ejemplo  si me cruzo en la carretera con un coche que me encega con sus luces en vez de reaccionar con enfado elijo darme  cuenta de que es muy probable que tenga algún motivo, algo que lo lleva a no estar presente en su conducción,  y en vez de juzgarlo o enfadarme elijo pasarlo por alto y desearle lo mejor para que pueda elegir estar más presente en el instante posterior a cruzarse conmigo, así pues le deseo lo mejor no solo para mi beneficio sino para el beneficio de todos.  

 

¿Y cómo podemos  encarnar la generosidad de espíritu?

 

Un principio conductor de tu  vida si deseas encarnar la generosidad de espíritu podría ser cada día afirmar:

 

 ‘ Hoy elijo ser el máximo de generosa, amable y considerada que hoy puedo ser  conmigo y con todos. Estamos todos juntos en esto. No puede ser de otra manera’

 

Cultivar tu Generosidad de espíritu significará  darte cuenta de que la mayoría de las personas a tu alrededor está haciendo las cosas lo mejor que puede y casi siempre si indagamos hay una explicación para su comportamiento que te permitirá verlos con una mirada más compasiva y amorosa.

 

Podrás recordar que todos somos diferentes. Que no existen dos personas que  vean la vida desde la misma perspectiva y  por eso, no hay dos que reaccionen de la misma manera y entonces preguntarte :  ¿qué derecho tengo yo de juzgar y criticar a los demás?

 

Otra preciosa manera de invitar a la generosidad espíritu en tu vida podría ser demandar cada mañana ser la energía de la bondad, la compasión y la amabilidad. Simplemente preguntando :

 

 ¿Cómo puedo ser hoy más amable, más compasiva y más bondadosa que ayer? 

 

Claramente este transitar de nuestra vida se trata de ir avanzando y eligiendo en diferentes bifurcaciones  del camino  la dirección en que queremos seguir. Elegir el sendero elevado es elegir el de la generosidad de espíritu.

 

Te invito a que cuando te encuentres en una bifurcación y te descubras pensando pensamientos críticos, negativos o malevolentes  o sintiendo sentimientos de enojo, rabia o ira te preguntes ¿Qué elijo ahora? ¿Cómo puedo elegir ser la generosidad de espíritu aquí?”

 

 

¿Cómo sería el planeta si todos eligiéramos el sendero  de la bondad y la generosidad de espíritu? 

 

 

Me encantará que me cuentes tus experiencias eligiendo ser la Generosidad que en verdad eres.  Si deseas acompañamiento para desarrollar en ti esta hermosa cualidad será un placer poder compartir un espacio de acompañamiento juntas. 

Con amor y gratitud, 

Judith

 

 

 

 

 

Otros artículos que te pueden interesar:

 

 

4 CLAVES  PARA VIVIR EN GRATITUD Y  CREAR UNA UNA VIDA DE ABUNDANCIA

 

¿Quieres una vida en abundancia, conciencia , belleza,  gozo y facilidad?

Empieza a agradecer.

Estoy cada vez más sorprendida y maravillada de la grandeza que se expresa en nuestra vida cuando nos sintonizamos con la preciosa energía de la gratitud, incluso diría que cuanta más gratitud expresas más consciente estás siendo.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies